Jue. Oct 21st, 2021

El partido se jugó al ritmo de Gustavo Cuéllar. Y el tempo lo dictó el regreso del “estilo colombiano” de la selección. No tan heavy metal, más vallenato, pero más nuestro.

Un estilo nuevo. Más pausado, de pases cortos, de estar cerca a la pelota, más colombiano. Con ese nuevo chip, la Selección Colombia goleó 3-0 a Perú en un duelo correspondiente a la séptima fecha de las Eliminatorias y tomó una cuota de oxígeno en el estreno de Reinaldo Rueda, que 15 años después, regresó a dirigir al combinado tricolor.

No fue un partido brillante de Colombia, pero sí jugo mejor que su rival. Y supo capitalizar las grietas de los peruanos en los momentos que debía hacerlo: en una pelota quieta mal defendida y cuando jugaron con un futbolista más por la expulsión de Trauco.

¿La figura? Gustavo Cuéllar. El colorado, que regresó a la selección tras su exótico fichaje a Arabia Saudita, capitalizó los ahorros que tenía de cuando coincidió en el Flamengo con Reinaldo y se volvió un emblema del club. El partido se jugó al tempo de la música del mediocentro de 28 años, que montó un doble 5 de gran cartel con Matheus Uribe, uno de los autores de los goles. Cuéllar también fue clave recuperando balones.

Lea: La fractura que Reinaldo Rueda tratará de solucionar con nuestro estilo

El primer cuarto de hora fue el mejor lapso del equipo de Reinaldo Rueda: propositivo, picante y peligroso por la banda derecha. Luego, con el correr de los minutos, se fue diluyendo la propuesta y se vieron varios espacios favorables para el rival en la defensa en el intervalo entre la línea de centrales y mediocampistas.

El primer gol lo hizo Yerry Mina (40′) con un cabezazo mal defendido por parte de los peruanos en la pelota quieta. Y minutos después llegó la expulsión de Trauco y empezó la fiesta de Colombia: primero con un tanto de Matheus (49′) de cabeza en esa faceta de volante llegador y luego con uno de Luis Díaz (55′) desbordando en el área. Un 3-0 que noqueó a los peruanos.

La reacción desde el banco de Rueda fue unos segundos después: a los 56 minutos ingresó Daniel Muñoz por Stefan Medina, otro de los puntos altos de la noche con su asistencia, la cuarta que firmó desde que regresó a la selección. La razón del cambio fue cuidar la amarilla de Medina, pero Muñoz, en menos de un minuto, salió expulsado. La jugada salió al revés.

Juan Guillermo Cuadrado, desequilibrando, soltándose en la banda derecha, con sus centros, recibiendo faltas, fue un dolor de cabeza para Perú.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *