Jue. Oct 21st, 2021

Si alguna vez te han dicho que no eres importante o que no tienes valor, no lo creas. Eres tan importante que Dios envió a su único Hijo, Jesucristo, para que te salvara de las garras de la muerte y del pecado.

Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.
— Romanos 5:8

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *