Mié. Jul 28th, 2021

Varias regiones de este país han suspendido las operaciones de “minado” de criptomonedas a instancias del gobierno, debido en parte al alto consumo de energía de estas actividades.

La cotización de las criptomonedas fluctuó en las últimas semanas como consecuencia de un endurecimiento de la posición de las autoridades chinas ante el minado y los intercambios de estos activos digitales, muy populares en el país.

Varias regiones de China han suspendido las operaciones de “minado” de criptomonedas a instancias del Gobierno chino, que ha iniciado una campaña contra estas actividades debido a su alto consumo de electricidad.

La baja del bitcóin en medio de una represión criptográfica de China se ha extendido por debajo de los US$30.000 por primera vez desde enero, prácticamente pulverizando toda su ganancia de 2021.

La criptomoneda ha perdido aproximadamente 50 % desde su máximo registrado a mediados de abril de alrededor de US$$64.000 y sólo conserva una ganancia de 5 % durante el año. Eso se compara con una ganancia de 12 % del S&P 500 desde fines de diciembre. La moneda comenzó a cotizar en 2021 alrededor de US$29.000.

El bitcóin se negoció por última vez por debajo de los US$30.000 a fines de enero y ese nivel de soporte se mantuvo estable durante una venta masiva el mes pasado.

¿Por China actúa así?

La necesidad de control del gobierno chino sobre el sistema financiero se ha reforzado a medida de que éste ganaba en importancia.

Las criptomonedas, y en especial el bitcóin, representan un desafío para Pekín, dada la imposibilidad para el banco central de seguir los movimientos de dinero que pasan por esos activos.

Para “prevenir y controlar los riesgos financieros” la autoridades decidieron prohibir los intercambios de criptomonedas en el país. Según analistas, China teme un aumento de inversiones ilícitas y de captaciones de fondos, en momentos en que sus autoridades intentan controlar los flujos de capitales.

“China no tiene un mercado de capitales abierto, y las criptomonedas permiten esquivar esta situación, lo que es inaceptable para las autoridades”, opina Jeffrey Halley, analista para Asia de Oanda, empresa especializada en intercambios internacionales.

El endurecimiento ante las criptomonedas permite además a China introducir su propia moneda virtual, un proyecto en el que el banco central trabaja desde 2014, y que permitirá al gobierno controlar mejor los intercambios.

Aunque la creación y los intercambios de criptomonedas son ilegales en China desde 2019, las recientes acciones de sus autoridades van a conducir a un importante sector de minado a cerrar sus actividades.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *