Mar. Sep 21st, 2021

Muchas familias afganas que llegaron a Kabul, están durmiendo en campamentos a las afueras de la capital.

Ni siquira Kabul, la capital de Afganistán, puede hacer ya de último refugio.

Las miles de personas que huyeron en dirección a la capital para escapar del ataque de los talibanes se encontraron este domingo con que el grupo extremista espera a las puertas hacerse con el control del país.

La ONU pidió a los vecinos de Afganistán que mantengan sus fronteras abiertas a medida que aumenta el número de civiles que se desplazan en el territorio.

La escasez de alimentos es «grave», informaron funcionarios del Programa Mundial de Alimentos (PMA), de la ONU, y advirtieron sobre una catástrofe humanitaria.

El viernes, los talibanes tomaron la segunda ciudad más grande del país, Kandahar, la última capital provincial en caer.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *